Cómo crear un MoodBoard para tu marca personal

Diseño

¿Has oído hablar de los Moodboard?

Trabajar tu marca personal es el primer paso a la hora de crear un negocio digital reconocible y sostenible en el tiempo. Con tu imagen de marca puedes definir el tipo de cliente que llegará, tu nivel de trabajo y el mensaje que vas a transmitir.

Por lo tanto, es importante hacerlo bien desde el principio (o al menos lo antes posible).

Una gran parte de tu marca es su aspecto visual, la imagen que dará y esto incluye el logotipo, la paleta de color, los elementos gráficos…etc.

¡Y no siempre son fáciles de encontrar!

Como en cualquier profesión cada “maestrillo tiene su librillo” y en el diseño pasa lo mismo. Por eso hoy quiero compartirte algunas metodologías comunes que tienen los diseñadores para crear y llevar a cabo MoodBoards que funcionen de verdad.

Pero antes de empezar…

¿Qué es un Mood Board?

Un MoodBoard es básicamente un tablero de inspiración.

Un tablero donde se recopilan una serie de imágenes, texturas, tipografías, elementos gráficos, paletas de color, agrupados en forma de collages.

En este post te voy a enseñar a crear uno en formato digital, pero también puedes hacerlo en formato físico. (Para el formato físico simplemente utiliza recortes de revistas, o imprime las imágenes y simplemente pegarlas en un corcho o en una hoja formato A3).

A través del MoodBoard transmitimos emociones, comunicamos ideas y le damos forma a conceptos más abstractos.

Cada elemento que se incorpora se hace de forma meditada, no se trata de poner imágenes al azar. Tiene que ser nuestra hoja de ruta para llevar a cabo nuestro proyecto.

Proceso

Cuando empiezo a trabajar en crear una marca para un cliente nuevo (después de un briefing inicial) lo primero que hago de todo es crear un MoodBoard, uno que me ayude a recoger todas las ideas y los valores de mi cliente. De esta forma empezamos a darle forma y realidad a sus ideas.

Además, he de saber si estoy entendiendo lo que me está queriendo transmitir y si estamos remando hacia un mismo sentido juntos. Eso mismo debes hacer con tu propio tablón de inspiración.

A veces puede parecer una tarea complicada, pero con la información correcta, y los pasos básicos puedes hacerlo en poco tiempo.

Una vez creado puedes consultarlo cuántas veces quieras, y puedes añadirle nuevos elementos de diseño. Siempre que te sientas desorientado puedes volver al tablón de inspiración y volver a reconducir tus ideas y tus diseños.

1. Identifica tus valores de marca

Antes de nada es importante pensar y tomar algunas notas sobre tus valores de marca.

¿Cuáles son los objetivos para nuestro negocio? ¿Quiénes son nuestros clientes ideales? ¿Qué estado de ánimo quieres que refleje tu marca? Seguramente la mayoría de estos aspectos ya los tienes bastante claros en tu cabeza, pero es importante que ahora los plasmes en tu Moodboard. Ya que la imagen de tu marca debe alinearse con tus valores.

Te pongo un ejemplo, si deseas que los valores de tu marca sean brillantes y amigables, obviamente no vas a poner una paleta de color que sea en blanco y negro. Una paleta de color más llamativa, con colores más brillantes coincidirá mejor con los valores que has definido al principio.

2. Crea un tablón de Pinterest

Utilizo diferentes lugares para encontrar imágenes que me inspiren, Pero te voy a hablar de la fuente principal de donde salen las mejores imágenes y más inspiradoras, Pinterest. Existe una gran variedad de imágenes con las cuales puedes darle forma tu imagen de marca. Además puedes encontrar ejemplos de logotipos, paletas de colores, fotografías interesantes, muchos tipos de tipografía que inspiren a crear tu tablón. Sobre todo te funcionará muy bien si todavía estás empezando.

Empieza creando un tablón en Pinterest, incluso puedes ponerlo “secreto” , de esta forma nadie puede acceder al contenido que vas dejando.

3. “Pinea” todas aquellas imágenes que inspiran a tu marca

Empieza a “pinear” todo aquello que te llame la atención y que esté relacionado con los valores y la imagen de marca que quieres transmitir.

Te recomiendo que te pongas un límite de horas para estar buscando inspiración, ya que a veces puede resultar un sitio infinito de donde no puede salir. Ponte música y ponte una media de 2 a 3 horas para encontrar lo que realmente con la imagen de marca que quieres crear.

Puedes empezar recapitulando y fijando cinco paletas de colores, cinco diseños de logotipo, cinco patrones y cinco diseños de sitio web como base. Al margen de esto también puede recoger fotografías, tipografías, citas y gráficos.

Solo asegúrate de que todo lo que vayas fijando tenga una justificación de porque lo has añadido. Puedes añadir una pequeña descripción donde expliques en cada imagen de tu tablero por qué lo has añadido, qué es lo que te inspira de el y por qué quieres que sea parte de tu imagen de marca.

4. Agrega todos estos pines en tu tablón

Una vez tengamos recapitulada toda la inspiración de Pinterest, y haciendo una visión general, debería haber un tema y un estilo común con una paleta de color definida.

Una vez recapitulada toda la inspiración de Pinterest, toda la información visual debería seguir una misma línea. A partir de aquí, ya puedes elegir tus pines favoritos o con los que más identificas tu marca personal y colocarlos en un moodboard.

5. Revísalo de nuevo, que coincida con tus valores de marca

Una vez que tengas tu tablero de inspiración completo, vuelve a consultarlo con los valores de marca que anotamos al principio y asegúrate de que tanto los valores como el tablón están conectados. Cuando lees tus valores de marca, ¿coinciden con tu moodboard?

Tus valores de marca deben evocar un estado de ánimo y sentimientos, que debe poder leerse claramente con las imágenes que has elegido para tu marca.

Si estos no están alineados, vuelve a revisar todas las imágenes recapitulada y cambia algunas cosas. Normalmente se ve claramente que imágenes son las que no encajan, míralo con distancia, si lo ves necesario tomate unos días de reflexión.

Es importante despejar la mente y no obsesionarnos en solucionarlo en ese mismo momento. Pueden haber diferentes motivos por los cuales no acaban de encajar, como por ejemplo que los colores no sean los adecuados, o quizás que la sensación que transmiten no sea la correcta.

¿Necesitas una página web?

Hola, soy Miriam. Me encanta crear webs que funcionen y con las que te sientas identificada ¿Empezamos?

Pide más información

Poítica de privacidad

11 + 8 =

Share This